Breaking News

Qué comer en Marruecos

Lo prometido es deuda, y como había dicho hace un par de semanas, aún quedaban muchas cosas por contar de mi viaje en Marruecos. El día de hoy tengo las ganas de platicar un poco sobre la gastronomía de Marruecos, pero antes de comenzar tengo que ser claro con dos cosas: primero, esta es mi mera opinión, soy una persona promedio sin ningún paladar experimentado; segundo, hay muchos otros platillos que probé, sin embargo, no logro recordar sus nombres y por ello en esta ocasión me limitaré a platicar de las cosas que son fáciles de encontrar sin importar cuál sea tu destino dentro de Marruecos. Ah, y no olvides leer la nota que he dejado al final del post.

En Marruecos les encanta el pan


Yo sé que existen docenas de países donde el alimento base es el pan, y Marruecos también forma parte de la lista. Y claro, como cada país, Marruecos cuenta con una gran variedad de panes, todos los que probé bastante deliciosos. El pan más común es el llamado khobz son piezas grandes y redondas y es como el clásico pan blanco.

Otros panes también sabrosos son el Krachel (que es el de la foto de arriba)

Lo interesante de comer con una familia marroquí es que el pan sustituye tus cubiertos. En mi experiencia personal esto fue cierto en todos los hogares donde me quedé, así que a lavarte muy bien las manos y disfrutar comiendo con las manos. Te tomará poco tiempo aprender a recoger todo lo del platillo usando un pedazo de pan.

Existen otros tipos de panes (cuyos nombres lamentablemente no me puedo acordar), pero suelen venir con sémola u otros tipos de granos alrededor. Su consistencia y sabor varían, pero si eres de los que le gusta el pan recién salido al horno, lo amarás.

Otra cosa que se me ha acordado y que no te puedes perder estando en Marruecos: Pan, queso (la vaca que ríe), miel y aceite de oliva. Suena a una combinación extraña, pero es dulce y refrescante. Si te preguntas por qué menciono la marca del queso, es porque en todos los hogares se consume ese tipo de queso.


Harira, una sopa muy reconfortante


Esta sopa la probé estando en Marrakesh, se sirve como entrada aunque ese día fue mi comida del día (entre la sopa y la cantidad de pan que se come quedas satisfecho siempre). Es una sopa hecha a base de tomate y acompañada de lentejas u algún otro grano (garbanzo) junto con algo de carne de res.

Así como te la he platicado parece no tener encanto alguno, pero les diré algo, ese día me sentí como en casa. La sopa es muy sabrosa y quizá haya sido por un momento de nostalgia (o porque en verdad estaba deliciosa), pero me puse muy contento mientras comía esto y contemplaba la plaza Yamaa el Fna.



El Couscous, lo más clásico


No quiero decir que el couscous no es comida marroquí, pero es el plato más típico que te vas a encontrar. Es bastante rico, pero te sugeriría que no fuera lo primero que buscaras probar ya que cualquier día lo podrás encontrar.

El couscous es un platillo que lleva sémola, verduras (patatas, zanahorias, calabaza, garbanzo, entre otras cosas), en ocasiones le ponen algo de carne supongo que esta debe de ser de res o cordero, todo esto se cocina lentamente al vapor.

Finalmente se sirve al centro de la mesa en un plato grande del cual todos los invitados van comiendo al mismo tiempo.

Tajine, algo tradicional


Supuestamente el tajine es un platillo de los bereberes, pero en Marruecos lo podrás encontrar en cualquier lugar. Se trata de un cocido que lleva diferentes verduras (patata, calabacita, zanahorias, almendras), algo de carne, y en ocasiones algo de fruta (¡Mango!). Digo que es algo "tradicional" ya que uno de sus atractivos es cómo se cocina y se sirve, lo cual es en una olla de barro especial cuyo aspecto es así:



El tajine se prepara de muchísimas maneras y en cada lugar que lo pruebes seguramente te sabrá distinto. En mi estancia en Marruecos lo pude probar dos veces, y como te digo, uno no sabía para nada como el otro. Según lo que he leído en Internet hoy, el Tajine se puede condimentar con comino, azafrán, paprika, jengibre, entre otras especias; lo cual deja muy en claro por qué su sabor puede variar tanto.



¿De postre? Unos dátiles


Marruecos hes mundialmente conocido por su producción de dátiles y es evidente cuando llegas y ves lo barato que es comprarlos. Al final de cada comida es común comer algunos cuántos dátiles, y también cuando sueles estar viajando. De hecho por alguna cuestión extraña (muy agradable) es común que la gente con la que compartes el taxi te ofrezcan dulces o snacks, que en muchas ocasiones son dátiles.



Aquí en la foto se ven unos panesillos dulces, una sopa llamada Bissara, y claro, los dátiles que ya les estaba platicando.

Y para tomar: Té


Yo creo que ni los ingleses toman tanto té como los marroquíes. A cualquier lugar que vayas en cuanto tomes asiento te acercarán la tetera para que te sirvas un poco. Se trata de un té verde con demasiado azúcar, se sirve en pequeños vasos de vidrio con mucho estilo y ¿adivina? Sí, mientras tomas té vas a comer pan.

El té es un gesto de cortesía, a cualquier hogar que seas invitado te servirán té en cuanto llegues. Preparar tu paladar y espero que te gusten las bebidas exageradamente dulces, porque así es como les gusta el té en Marruecos.

Unos últimos consejos


Como ya lo venía diciendo en el post, muchos de los platillos se comen con las manos, de hecho debes de comer usando sólo con la mano derecha. Comer en la calle no es la cosa más limpia del mundo, pero si quieres aventurarte un poco seguro lo disfrutarás, la comida en la calle es mucho más sabrosa.

El precio de las comidas es económico, recuerdo que estando en Fes comimos 4 personas por 50 Dirhams, lo cual equivaldría a unos 4 euros y fracción. Eso sí, no esperaría que en los hoteles fuera lo mismo.

En cuanto al asunto del alcohol, este se puede vender sólo a no musulmanes y en lugares restringidos. No te sabría decir más ya que la temporada que estuve no tomé. Por otro lado, si piensas convivir con los marroquíes te desaconsejaría tomar ya que lo suelen ver bastante mal.



Nota importante: Todas las fotos en este post son de mi autoría, eres libre de usarlas, pero si pudieras dejar un enlace como referencia a este post te lo agradecería demasiado.




¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue

No hay comentarios